Uno de los platos de Cuaresma más demandados en El 13 de San Antón, es el potage de vigilia con espinacas, muy recomendable hacerlo un día antes, porque se toma y está más rico.

Hay varias recetas, en nuestro restaurante elaboramos las más tradicionales heredadas tras varias generaciones.  Nuestro Jefe de Cocina elabora la que su abuela Lucía enseñó a su madre.17203226_1155222464604204_1207085379929918715_n

 

Es sencillo, garbanzos y judías blancas en remojo 12 horas antes, bacalao desalado, cebolla y ajo, espinacas , ajo y cominos, el oro rojo de Extremadura: el Pimentón de la Vera y el toque del cocinero o cocinera que le ponga mimo y cariño.
La receta súper sencilla:
Cocemos las judías y los garbanzos en agua con agua y laurel, cuando estén cocidos los reservamos, yo los cuezo en olla a presión 45 minutos.  En una cazuela aparte doramos la cebolla , cuando esté tierna le añadimos el pimentón de la Vera, el bacalao troceado y las espinacas cocidas. Cuando esté todo,  añadimos las legumbres con un poco de caldo de la cocción y un machado de ajo y cominos. Hervimos 4 minutos y probamos de sal:  el resultado es un Potaje de vigilia maravilloso.

LEAVE A REPLY